La cera de abeja es un hidratante natural muy nutritivo, así como anti-inflamatorio, antibacteriano, anti-alérgico y antioxidante. La Clínica Mayo lo recomienda para labios agrietados.