Desde 1820 en las plantaciones de algodón y tabaco de Carolina del Sur, los trabajadores inventaron este ungüento.

Se trata de una mezcla de hierbas naturale, aceites puros y cera de abejas para todo tipo de problemas para la piel. Limpiaban y quitaba el dolor de forma instantánea y desinfectaba las heridas al mismo tiempo que regeneraba la piel, sin dejar cicatrices ni marcas.

La familia propietaria de las plantaciones, se interesó por este ungüento. En cargó a una de sus hijas mandar a los empleados del servicio preparar y entregar a diario este producto para  cuidar las heridas provocadas de la fábrica de algodón. Este ungüeto paso de generación en generación, pero siempre sin salir de la familia.

En 1949 viajaron los antepasados en el buque Covadonga a México D.F desde Santander para formar parte del servicio de la casa propietaria de las plantaciones.

Historia crema de beranga

Uno de los antepasados en poco tempo fue la persona de más confianza de la familia de la casa, única heredera de las plantaciones y propietaria del ungüento, inventado por trabajadores de laépoca en 1820.

Hoy el ungüento se llama Crema de Beranga Santander desde 1915.