El aceite de oliva, muy valioso para el cuidado de la piel y el cabello, ha sido utilizado por siglos como un cosmético y alimento por las gentes de la región del Mediterráneo.